top of page

¿Cómo elegir monitores de estudio adecuados?

Actualizado: 23 oct 2022

Los altavoces de monitorización de su estudio deben proporcionar la representación más precisa y sin coloración posible de su música. Ya sea que esté grabando, editando, mezclando o masterizando audio, un sistema de monitoreo garantiza que su mezcla se traduzca bien en auriculares, sistemas de audio para automóviles, televisores y otros sistemas de escucha.

Monitores Presonus Eris 5xt
Monitores de estudio Presonus Eris 5xt

En F&M Soluciones hemos analizado y estudiado los mejores monitores para estudio del mercado para poder ofrecerte la mejor Guia de compra para monitores, la cual está adaptada y personalizada para tus necesidades.

 

Tipos de monitores


Monitores pasivos

Los sistemas de monitorización pasiva son de naturaleza modular, por lo que hay que combinar los altavoces con un amplificador y un crossover adecuados.




Monitores activos

Los monitores activos tienen todo eso incorporado, lo que presenta algunas ventajas. No tiene que lidiar con equipos de rack adicionales y sabe que el amplificador interno está adaptado específicamente a ese altavoz para obtener el mejor rendimiento sonoro.



 

¿Qué son los Watts? - ¿Cuántos Watts necesito?

En un sistema de monitores de estudio, la potencia (Watts) del sistema va a tener un gran efecto en el sonido general, y no solo en términos de volumen. También determina el rango dinámico, la cantidad de espacio libre que tienes antes de que las señales alcancen su punto máximo. Una mayor potencia significa que podrás escuchar más detalles de los transitorios y que podrás realizar ajustes precisos en los compresores, limitadores y puertas. Dicho de otro modo, si escuchas una mezcla en dos sistemas de monitorización con diferentes potencias al mismo nivel de volumen medio, el sistema de mayor potencia te dará más margen de maniobra.


Sistemas Single-amp, Bi-amp, y Tri-amp

La forma en que se divide la señal de entrada para alimentar los transductores de un monitor de estudio determina si se trata de una configuración de un solo amplificador, de dos o de tres.


Muchos monitores de estudio tienen dos altavoces: un tweeter para las frecuencias altas y un woofer para las frecuencias bajas y medias. Algunos pueden añadir un tercer altavoz para que las frecuencias bajas se envíen al woofer y las frecuencias medias a un altavoz de medios dedicado.

  • En una configuración de un solo amplificador (Single-amp), una red de cruce divide la salida de un amplificador, que envía las frecuencias adecuadas a cada altavoz: las bajas al woofer y las altas al tweeter.

  • En una configuración biamplificada (Bi-amp), la red procede a dos amplificadores de manera separados, el cual se utiliza para alimentar los altavoces de alta y baja frecuencia.

  • En una configuración triamplificada (Tri-amp), Un monitor de estudio que divide la señal de tres maneras para alimentar tres amplificadores que impulsan cada altavoz de alta, media y baja frecuencia individualmente.


En general, las configuraciones biamplificadas y triamplificadas tienen una respuesta en frecuencia más plana (más precisa), así como una mayor definición. Al alimentar cada altavoz individualmente, en lugar de hacerlo todo con un solo amplificador, cada conductor puede reproducir su gama de frecuencias específica con mayor precisión.

 

¿Qué debo hacer a partir de ahora?

Esta parte de su investigación vendrá determinada, en gran medida, por el tipo de trabajo que realice en su estudio. A continuación, le ofrecemos algunos puntos más que debe tener en cuenta:


Tamaño

El tamaño de los altavoces debe ser el adecuado para el tamaño de la sala. Si estás mezclando en un espacio pequeño, obtendrás resultados mucho más precisos con monitores más pequeños.


Sonido

Recuerda que, técnicamente hablando, los monitores de estudio no intentan sonar "bien". Tratan de sonar lo más preciso y exacto posible. El conjunto ideal de monitores de estudio debería revelar todos los detalles de la mezcla, tanto los buenos como los malos, a la vez que mostrar un equilibrio preciso en toda la gama de frecuencias.

Tenga en cuenta que es casi imposible predecir cómo sonará un conjunto de monitores de estudio en su sala. Incluso si inviertes tiempo en probar un par en una tienda o en el estudio de un amigo, la acústica de tu sala jugará un papel muy importante en lo que escucharás cuando estés mezclando. Puedes tomar nota de ciertas características, pero no esperes que suenen exactamente igual.


Ecualización, corrección de la sala y otras funciones

Muchos monitores de estudio incorporan algún tipo de ecualización para ayudarle a adaptarlos a su sala. Algunos incluso tienen un procesamiento digital que puede optimizar su rendimiento para su espacio acústico. Aunque estas características son útiles, es importante recordar que no se puede engañar a la física. El ecualizador y el DSP de corrección de la sala pueden ayudar a sacar el máximo partido de una sala con mal sonido, y pueden hacer que una sala con buena acústica suene muy bien.

Pero, en última instancia, ningún conjunto de altavoces puede compensar una acústica incontrolada en la sala de control.



Tratamiento acústico

Si te tomas en serio la elección de los monitores de estudio, también deberías tomarte en serio el control de la acústica de tu sala. Si estás empezando, te recomendamos encarecidamente que reserves una parte de tu presupuesto para un tratamiento acústico absorbente básico: así escucharás más los altavoces y menos las reflexiones de la sala. Consulte nuestra Guía de compra de tratamientos acústicos para obtener más información.


Uso de un subwoofer

Depende completamente de lo que hagas con el audio. Si mezclas sonido para televisión o películas, es prácticamente imprescindible una configuración de monitorización con varios altavoces y un subwoofer. Si estás mezclando las pistas de demostración de tu banda que grabaste en tu sótano, solo necesitas un par de monitores de estudio estéreo. Pregúntate: ¿cómo va a escuchar tu proyecto tu público? Si es probable que se reproduzca a través de un sistema de cine en casa con un subwoofer, o de un potente sistema de discoteca, necesitarás un subwoofer para escuchar lo que ocurre en las octavas de graves más bajas. Si está mezclando música que la mayoría de la gente escuchará en su iPod o en su coche, sus mezclas probablemente no se beneficiarán mucho del rango ampliado que un subwoofer añadirá a su sistema de monitorización.


Otra consideración es el tamaño de la sala. Sin entrar en las matemáticas, las salas más pequeñas simplemente no son lo suficientemente grandes como para permitir que las frecuencias graves se desarrollen plenamente. Poner un subwoofer en una sala pequeña es pedir imprecisiones sonoras: notará picos y bajadas de volumen en toda la sala, algunas notas graves sonarán sólidas, mientras que otras sonarán turbias e indistintas, y el sonido general de su estudio estará desequilibrado. También hay que tener cuidado con la introducción de demasiada energía de baja frecuencia en la sala y con que se desvíe la percepción de cuántos graves son apropiados para la mezcla. Los tratamientos acústicos, como las trampas de graves, ayudarán a reducir estos problemas, pero el tamaño de la sala siempre será un factor limitante en la búsqueda de la precisión sonora.

 

Activos

 

Subwoofer

 

Accesorios para monitores de audio

 


bottom of page